Tal vez no sea el más internacional de nuestros platos, sin embargo, es uno de los más queridos por los valencianas y valencianos.

Desde niños nos hemos hecho a este sabor, la combinación del caldo de puchero con la mezcla de carne picada y especias  la identifican nuestras papilas como “irresistible”, yo diría humami.

Os enseñamos como prepararlas de la manera tradicional.

INGREDIENTES

400g de carne picada de ternera
400g de carne picada de cerdo
130g de hígado picado de pollo
2 huevos
150 g de pan duro
Un poco de canela
Un poco de nuez moscada
Un poco de pimienta negra molida
Dos buenos pellizcos de sal
Un ramillete de perejil picado fino
La piel de medio limón rallada
Piñones
Hojas grandes de col rizada

 

ELABORACIÓN

  1. Tendremos preparado un caldo de puchero tradicional, de esos que se hacen con un montón de horas de hervir lentamente.
  2. Elegimos las hojas de col, dejando a un lado las más estropeadas, y las pondremos en el caldo para que se escalden durante unos 25 minutos, con el objetivo de que se reblandezcan y se puedan enrollar sin romperse.
  3. Mientras tanto, en un bol mezclamos el pan duro y un poco de agua, cuando el pan esté totalmente reblandecido es el momento de escurrirlo y dejarlo en otro bol.
  4. A continuación, añadimos al pan la carne picada de ternera y de cerdo, el hígado picado de pollo, el perejil,  la pimienta, la piel rallada de limón, la canela, la nuez moscada, los huevos, la sal y los piñones. Removemos bien y lo amasamos hasta que quede una masa uniforme.
  5. Probamos de sal, aunque la carne esté cruda es necesario para acertar. ¡Te sorprenderá saber que está bueno sin cocinarlo previamente!
  6. Una vez tengamos la mezcla lista, es el momento de darles forma ovalada y envolverlas con las hojas de col, las cuales habremos sacado antes y dejado enfriar en un plato.
  7. Después sólo queda hervir las pelotas en el caldo de puchero durante 20 minutos aproximadamente y listo. ¡Las dejamos enfriar y a disfrutar!