El pulpo a la llama o a la brasa es uno de mis favoritos a la hora de picar algo antes de comer y poder hacerlo en casa es todo un privilegio. Te muestro paso a paso como hacerlo para que tú también puedas disfrutar de este manjar.

INGREDIENTES

Pulpo de 2kg, lo mejor es que pese 2,5kg o más, pero a veces es difícil de encontrar. Y también es aconsejable comprarlo congelado, ya que así te ahorras este paso. Ten en cuenta que si ha estado congelado un par de meses es mejor, pues estará más tierno.

 

ELABORACIÓN

  1. Empezaremos lavando el pulpo con agua y cortándole la bolsa. Extraemos los interiores, limpiamos bien y guardamos para hacer un buen sofrito, que nos servirá de base para un arrocito de marisco.
  2. A continuación, cortamos las puntas de las patas, las partes más finas y las guardamos junto a la bolsa.
  3. Echamos un poco de aceite de oliva virgen extra en la cazuela.
  4. Cuando el aceite esté caliente, añadimos el pulpo, lo tapamos y lo dejamos cocer unos 25 minutos por kg de pulpo, a fuego lento.
  5. Una vez esté listo, lo sacamos y separamos cada pata.
  6. Encendemos el fuego y dejamos las patas sobre este, hasta que estén tostaditas, damos la vuelta y tostamos por el otro lado ¡Listo para comer!

El caldo que ha soltado el pulpo lo guardamos, ya que es muy potente y con él podemos hacer una fideuà o arroz de escándalo.