Con el objetivo de apoyar la iniciativa de la Fundación FUEGOS, fundación para el emprendimiento local sostenible, el Fons Valencià de Solidaritat, participa aportando la experiencia del cocinero de Dénia, Pep Romany, para la consolidación de la ruta Latitud Iche en la costa Manabita.

Invitados por el Fons Valencià de Solidaritat participamos enel press trip,viaje de prensa, organizado por Latitud Iche, para conocer de primera mano una iniciativa singular de emprendimiento por parte de los actores locales, productores y restauradores para conformar un destino turístico gastronómico sostenible en la provincia ecuatoriana de Manabí.

¿Qué es la ruta Latitud Iche?

Todo empieza, por una parte, con la creación de la escuela de gastronomía Iche, en el pueblo de San Vicente y por otra con el diseño de una ruta en la que se viven experiencias con productores y restaurantes para el disfrute del turismo gastronómico de manera sostenible.

El primer día de la ruta conocimos a la que es cocinera revelación del año en Ecuador Valentina Álvarez. De personalidad inquieta y emprendedora, Valentina rescata recetas tradicionales del pueblo y las actualiza con creatividad. Es como una vuelta a los orígenes. Valentina reivindica los productos autóctonos y técnicas ancestrales como el horno manabita. “El pescado fresco, las conchas, el camarón, el coco, el cacao, el café, las diferentes variedades de plátano, el maní o el ají son productos que llevamos en el ADN manabita” dice la Chef

Os dejo la crónica de la primera comida que nos ofrecieron en su restaurante Cocosolo Lodge ubicado en primera línea de la costa del océano Pacífico.

Ceviche de camarón con coco, aceite de coco, cúrcuma y limón-mandarina.
La potencia de este plato radica en la leche de tigre, elaborada con leche de coco fresca, en la que se aprecia la enorme diferencia de la leche de coco que estamos acostumbrados a consumir pasteurizada y enlatada. Un sabor potente, dulce, inesperado y sorprendente. Buena combinación.

Arroz moro con frejol de palito con mantequilla y costilla adobada y ahumada en el horno manabita durante 16 horas. La carne tiernísima y salada está en perfecto equilibrio con el dulzor de la leche de coco

 

Tamal de concha, es un plato tradicional del día de Todos los Santos, el día de los Muertos y se compone de vinagre de guineo verde, plátano verde, maní (cacahuete) albahaca, achote, chillangua y concha, una almeja local muy sabrosa.

 

 

Flan de coco, con leche de coco y cocadita. Muy sabroso

 

 

Valentina Álvarez y Pep Romany pusieron en común conocimientos y valores. Coincidieron en la importancia que tiene el proyecto Latitud Iche para la comunidad manabita, la formación de jóvenes y mujeres en la profesión de cocineros, que de otra manera no tendrían salida laboral digna y la filosofía Slow Food de los productores locales comprometidos con la sostenibilidad y la preservación de la biodiversidad.

 

Experiencias

Ver de primera mano cómo se produce el café o el cacao desde su origen en el campo hasta su transformación final en fincas agroforestales, el coco y sus subproductos, el pesca artesanal con salidas al mar y a la ría o derivados lácteos como el queso manaba es realmente apasionante. Estar tan cerca y ver como se produce todo de manera artesanal y orgánica es una experiencia mágica.

Desde ahora tomar un buen café, un pedacito de chocolate o leche de coco siempre nos traerá este recuerdo de momentos mágicos, de productos de sabores muy placenteros, producidos con pasión y de manera sostenible . Conocer estos productos nos ayuda a tener una opinión fundamentada para diferenciar un producto de calidad de los que no lo son. Un verdadero placer.

FIEDS (Fondo Italo Ecuatoriano de desarrollo sostenible)
Twitter: @FIEDSprograma
Facebook: @FIEDS (Fondo Ítalo Ecuatoriano para el Desarrollo Sostenible

@latitudiche_ec

BID Lab
Facebook: @IDBLab
Twitter: @IDB_Lab

Fuegos
Facebook: @FuegosEc
Instagram: @fuegos_echttps://www.fuegosec.org/
https://www.fuegosec.org/